El Dr. Royal R. Rife, científico graduado de John Hopkins University de Baltimore, desarrolló un método para desintegrar virus, bacterias y organismos patógenos a través de identificar y estimular en sus frecuencias características. Todo empezó al desarrollar un microscopio que podía ver a los microbios o virus en acción sin matarlos, cosa que los microscopios electrónicos aún no pueden lograr, a través de hacer interferir 2 frecuencias de luz ultravioleta con el mismo patrón espectral del microorganismo, basado en la teoría de cada molécula oscila en su propia frecuencia distintiva. Con este desarrollo de microscopio universal, reconocido como el más avanzado de su época, describió que los virus, bacterias, parásitos y otros agentes patógenos tienen patrones espectrales específicas, que pueden ser destruidos a través de hacerlos entrar en resonancia con la intensificación de esa misma frecuencia, así como una nota musical intensa puede hacer estallar una copa de cristal.

Al “desintegrar” a los microbios. Rife, inventó una máquina de haz de rayos de frecuencias. Trabajo científico más reciente ha demostrado por ejemplo que se puede detener el proceso de desarrollo de cáncer aplicando campos electro-magnéticos de radio-frecuencias específicas de tipos de cáncer a tratar, sin afectar el resto del cuerpo.