La cavitación es un proceso de ultrasonido con longitud de onda de 36khz remueve de manera segura la grasa localizada mediante la ruptura de la membrana celular y la emulsión y descomposición de las moléculas grasas en grasas mas simples. Una vez emulsionada la grasa se transforma en una sustancia soluble que será eliminada a través del sistema linfático y las vías urinarias.

Es utilizada en la reducción de la celulitis y en la reducción de grasa localizada y en un tiempo prudencial, acompañada de una dieta adecuada se pueden lograr resultados similares a la liposucción pero sin necesidad de cirugía o pasar por el quirófano. Ayudando a disminuir centímetros de cintura, caderas, muslos, espalda, brazos y abdomen.

Contraindicaciones de la cavitación

La cavitación esta contraindicada en personas con:

  • Insuficiencia renal o hepática
  • Cardiopatías
  • Epilepsia
  • Embarazo
  • Lactancia
  • Patologías auditivas
  • Cáncer
  • Prótesis metálicas
  • Marcapasos u otros dispositivos electrónicos
  • Dispositivo intrauterina (diu)