El dispositivo trabaja sobre la teoría de la electrólisis conduciendo un proceso llamado «ionización», el proceso que rompe las moléculas de agua separándolas en miles de iones. Con estos iones, la reacción química entre anión y catión es vigorosa, unos con los otros. Con la ósmosis, el anión se mueve dentro del cuerpo en gran cantidad, reforzando la activación de las células en el cuerpo. Además mejora el índice del metabolismo y activa varias clases de enzimas, por lo tanto, los órganos excretorios apresuran la función de eliminación de los desechos, particularmente el hígado. Las toxinas que se almacenan en el cuerpo pronto serán extraídas en el agua con el proceso llamado de ósmosis.