El efecto de los conos es seguro e indoloro y se lleva a cabo mediante la fuerza natural del fuego ya que provoca un efecto de chimenea inyectando humo y calor. Esta terapia es sutil como limpieza y mantenimiento de tus oídos.