Es un masaje donde se utiliza el calor de las pindas, así como plantas curativas o relajantes. La pindas tienen un efecto exfoliante, descontracturante, se activa la circulación, se relaja el sistema nervioso, se revitalizan ciertas funciones del organismo y se enriquece la función celular.