“El universo es energía pura.”

Tameana es una terapia basada en el principio mejor conocido bajo el postulado descubierto por el famoso científico judío Albert Einstein: “La energía ni se crea ni se destruye, sólo se transforma”. … “La masa de los cuerpos tiene energía y ésta posee, a su vez, masa, como la masa refleja la cantidad de materia que hay en los objetos, se afirma que la materia es, en efecto, “energía atrapada”, por tanto susceptible de ser transformada.

El ser humano como masa, tiene un cuerpo energético (energía atrapada, condensada), un cuerpo emocional y un cuerpo físico, nuestra energía vibra y tiene una frecuencia, Terapia Tameana funciona a través de la movilización del cuerpo energético del paciente mediante la estimulación de ciertas frecuencias de vibración para reestablecer su conexión natural y recobrar a través del potencial intrínseco de cada ser humano y expresar su naturaleza original que nos lleva naturalmente a tener un balance perfecto, reflejo de una buena salud mental, emocional y física, Tameana despierta tu naturaleza original desde la modificación profunda de la vibración de cada una de las células de nuestro cuerpo, cuando vibramos bajo ya sea por cansancio, tristeza, depresión, enojo, impotencia e ira, tendemos a enfermarnos de manera progresiva hasta manifestarla en nuestro cuerpo físico, los mismo da una gripe que un cáncer ya que dichas enfermedades como otras, tienen como principio básico ser el producto de una vibración baja, consecuencia de un manejo inadecuado de pensamientos, emociones y stress acumulado, este último como el padecimiento catalogado como el número uno de este siglo y el detonante principal de muchas enfermedades del cuerpo actualmente conocidas, pues sumado a la presión que genera el stress éste va acompañado, muchas veces siendo el preludio del desarrollo de emociones tales como la desesperación, ansiedad, tristeza, depresión, molestia, enojo e ira contenida, Tameana retransmite el código de restauración vibratoria optima, cambiando los patrones bajos y densos por niveles más sutiles y vibracionalmente mucho más altos sobre el cuerpo humano generando fracturas y rompimiento de esas estructuras densas, tales como  las enfermedades como respuesta a determinados niveles vibratorios bajos producto del desarrollo constante de emociones negativas, modificando el patrón generador, recobrando la salud de manera excepcional al comprendernos como un cuerpo que piensa, siente, emana energía y que dicha interrelación nos conlleva a explorar la causa de dicha enfermedad desde el punto de vista vibracional y causa que mi masa o cuerpo genere estados de bienestar y salud perfecta o enfermedades de toda índole por falta de estabilidad energética reflejados en mi cuerpo físico.

Tameana estimula la escala vibratoria adecuada para lograr la estabilización del cuerpo mediante cristales de cuarzo, que son poderosos instrumentos de curación que producen impulsos eléctricos, su campo energético tiene la habilidad de asociarse a la frecuencia precisa como pieza de electricidad, este tipo de electricidad (sistema nervioso) es la misma en el cuerpo humano, ya comentamos que somos también energía y esta se encuentra en constate cambio según la vibración que nosotros alimentemos a través de nuestros pensamientos y emociones.

Tameana asegura y estabiliza la estructura molecular del campo energético que rodea al ser humano que es muy complejo y al unirse los campos de energía del cristal de cuarzo y el del ser humano al interactuar, los patrones de energía estabilizadores del cuarzo equilibran el campo magnético del paciente, logrando el efecto deseado de bienestar y salud optima y perfecta que debe tener el paciente sea cual sea el padecimiento a tratar. Ni un pequeño dolor de cabeza debe somatizarse y volverse natural cargándolo como un padecimiento genético o por nacimiento  como una rifa de ADN desafortunada y al azar, ni como resultado de mi entorno, por ello es bastante efectivo dar tratamiento y  acompañamiento a través de Tameana a cualquier enfermedad para su total cierre, desbloqueo y reestructura corporal, para disfrutar de nuestra vida y nuestro entorno al máximo, pues las enfermedades adquiridas no son más que el erróneo redireccionamiento y focalización de mis pensamientos y falta de transmutación adecuada de ellos a las reacciones de mis experiencias en la vida diaria cuando interactuó con el mundo.

“No es lo que te pasa, es cómo reaccionas a lo que te pasa. TÚ tienes el control.”